Back to top
Prepara tu viaje
Es importante conocer, desde el comienzo, los tres pasos básicos para emprender el camino de la movilidad en lo que se refiere tanto a cuestiones académicas básicas como a requerimientos legales y necesidades a cubrir.

1. ¿Cómo gestiono mi movilidad con mi universidad o centro?

  • Reconocimiento de programas/estancias en el extranjero. Vas a comenzar un programa de movilidad en otro país y eso es porque existe un acuerdo previo entre tu universidad o centro de investigación y aquel al que te vas a ir. No obstante, ponte en contacto con el Departamento de Movilidad y Programas Internacionales de Intercambio de tu institución o la Agencia Nacional para verificar que está todo en orden en lo que se refiere a la parte académica.

    Es importante que compruebes que el acuerdo de estudios/formación sea aceptado previamente por escrito por las instituciones de origen y de acogida.

  • En ocasiones tu universidad te puede ofrecer un seguro médico para estancias en el extranjero (seguro de movilidad internacional) o algún otro servicio complementario.

    Verifica todas las ayudas y servicios adicionales que puedes obtener en tu país/institución de origen desde el comienzo de tu solicitud.

2. ¿Qué requisitos me piden en el país de destino?

Cada país tiene unos requisitos diferentes para aceptar a estudiantes, docentes e investigadores en movilidad. Consulta con el ministerio de tu país y la embajada o consulado del país de origen para acceder a la información necesaria sobre:

  • Visados o permisos de residencia.
  • Otros requisitos legales.
  • Vacunas necesarias.

​Enlaces de interés:

 

3. ¿Qué voy a necesitar durante la movilidad?

Durante tu estancia en el país de destino, tendrás que cubrir muchos aspectos de la vida cotidiana pero hay 4 en los que deberías pensar desde el primer momento:

En algunas universidades o centros de investigación existen programas de acogida o de acompañamiento para las personas que comienzan un programa de movilidad.

  • Alojamiento. Te interesa conocer si la universidad tiene acuerdos con residencias o algún servicio de acomodación alternativo. En caso de que no sea así, conoce como funciona el sistema de alojamiento en el país.
  • Seguro médico. Si no estás cubierto en origen, accede a aseguradoras de salud que operen internacionalmente para conocer sus servicios y ofertas.
  • Servicios financieros. Infórmate para saber si es necesario tener una cuenta en el país de destino para hacer efectiva la subvención a la movilidad o si te sirve la que ya tienes en tu país con tu entidad financiera.
  • Conectividad. El acceso a Internet, la conexión fija y móvil tiene diferentes coberturas y precios dependiendo de los países. Te recomendamos que conozcas las tarifas de los operadores del país de destino.

 

En algunas universidades o centros de investigación existen programas de acogida o de acompañamiento para las personas que comienzan un programa de movilidad.